La escalofriante verdad de las pirámides de Egipto. Todo fue un engaño


La historia que conocemos no es siempre la versión más cercana a la verdad. Hoy sabemos que muchas de las cosas que nos enseñaron desde pequeños fueron una gran falacia y muy seguramente con el paso de los años nos daremos cuenta de otras tantas cosas que también lo son. 

Los misterios de Egipto son un claro ejemplo de esto. Gracias a las películas y los libros de historia tenemos bien metido en la cabeza que las pirámides fueron construidas por generaciones de esclavos dominados por sus faraones, pero estudios recientes aseguran que esta información es absurda e imposible pues el simple material del que estaban construidas las pirámides se encontraba a miles de kilómetros de donde se construyeron. ¿Dónde está la verdad?.


Según las más modernas investigaciones las pirámides fueron construidas hace 5,000 años, compuestas por nada más y nada menos que 2,300,000 bloques de piedra, cada uno pesaba de 2 a 60 toneladas. ¿Cuántos hombres se necesitan para cargar un bloque de 60 toneladas?.



Hasta hace menos de 100 años que el hombre pudo construir edificios utilizando materiales así de pesados con la ayuda de grúas y motores. Que una civilización tan antigua lo haya logrado es casi impensable, pues el hombre esclavo era mucho más débil y desnutrido que el hombre actual. 

Otra cosa más que señalar es que arquitectos e ingenieros de hoy en día han estudiado la construcción de las pirámides y han descubierto que la precisión con la que fueron construidas es tan impresionante que ni siquiera en la actualidad se podría construir las mismas estructura con esa exacta precisión. 


Curiosamente, los arqueólogos aseguran que las pirámides fueron construidas como tumbas, sin embargo cuando se logró entrar, utilizando dinamita pues no tenían puertas, descubrieron un sarcófago pero al mirar adentro descubrieron que  no había ningún cadáver adentro. 

La versión oficial explicó que los profanadores de tumbas se robaron a la momia, pero esta versión es por demás estúpida, pues como dijimos anteriormente, para que el hombre moderno pudiera entrar hizo falta varias detonaciones de dinamita, la bomba nunca había sido expuesta. 

Dentro de las pirámides encontraron cientos de jeroglíficos donde se contaban toda clase de historias excepto aquella que hablaba de la construcción de las pirámides.  



Otro dato curioso es que cuando Howard Carter abrió la tumba del faraón lo primero que notaron fue un aroma, un perfume que había permanecido intacto por más de 3,000 años. 

Regresando a las pirámides. Las versiones oficiales no son coherentes, así que todos los días surgen nuevas teorías sobre el misterio de la construcción de estas estructuras. 

La “esfinge” Egipcia 


Aunque los libros de historia aseguran que las pirámides fueron construidas parte por parte, la realidad es que toda la base inferior está construida con un solo bloque de piedra tallado, tan pesado que ni siquiera la grúa más poderosa de la actualidad podría moverla. 

La estatua de Ramses II


Las autoridades egipcias quisieron mover la pirámide para transportarla hacia una locación donde había un museo. Como no contaban con la tecnología para mover 1000 tonelada tuvieron que construir el museo al lado de la pirámide. 

La flor de la vida


Leonardo Da Vinci le dedicó muchos estudios a este símbolo. Se presume que es un símbolo sagrado y que en conjunto estos 13 círculos muestran uno de los secretos más sagrados del universo.  

A pesar de que muchos científicos han intentado encontrar su significado,  “la flor de la vida” sigue siendo un misterio reservado para los más sabios místicos y ocultistas. 


Este mundo está lleno de misterios. Cada cultura tiene sus propios mitos y leyendas. Detrás de cada civilización existen verdades secretas para mundo moderno, lo único que podemos hacer los simples mortales como nosotros es esperar a que un valiente revele esos secretos o a tomar un avión y una maleta e ir a descubrirlo por nosotros mismos.

Recomendados
Recomendados