13 objetos que tienen un increíble uso y no sabías. Tu vida no volverá a ser la misma


Es normal que cuando usamos las cosas con demasiada frecuencia, no nos da por revisar y conocer los pequeños detalles que estas incluyen; literalmente es para hacernos la vida más fácil, pero al modo, nos conformamos con su funcionalidad principal. 

¿Te has preguntado para qué sirve algo y no investigas nada? Pues aquí ya te hicimos la tarea y resolveremos tus dudas con las cosas que utilizas a diario pero no sabes su función en su totalidad.


1. Interruptor en espejo retrovisor.




Es más útil de lo que crees. Aquí depende cuando manejas de día o de noche. Su función, es la de evitar que te deslumbres con las luces de los carros gracias a su doble espacio reflejante. ¡Ya ves, y tú andas batallando! 

2.  Agujero en la tapa de las plumas.


Como lo habrás notado, mucha gente mordisquea esta pequeña tapa y nunca falta el descuidado que se lo trague; pues este agujero sirve para que en estos casos pueda pasar el aire y evitar que te asfixies. ¡Salva tu vida!

3. Parches con dos agujeros en las mochilas.


No es solamente es un bonito diseño, te sirve para colgar muchas cosas: una bolsa, otra mochila más pequeña y hasta tus tenis.  Si vas de paseo es muy útil.

4. El pedazo de tela que viene con tu ropa.


No es para que hagas un parche por si se te llega a romper o algo, su función es que lo laves para ver cómo reacciona ante los diferentes detergentes que puedes encontrar en el supermercado. Es una muestra que te ayuda a no arruinar tu ropa cuando la laves por primera vez. 

5. Los agujeros laterales de los tenis de tela.


Su función no es la de ventilar tus pies.  Por si no sabías, estos fueron hechos para jugar basquetbol y como tal, esos dos agujeritos son para pasar el cordón y tener un mayor ajuste, tu pie no resbala y tienes menos riesgo de accidentes.

6. Pompón en un gorro tejido.


A pesar de que actualmente se le considera un adorno o accesorio a un gorro, en un principio, era utilizado por los marineros franceses en el siglo XVII.  La razón, era que los barcos de aquellos tiempos eran muy bajitos y el pompón servía de guía y evitaba que se golpearan la cabeza.

7. Agujero en el mango de una olla.


Tiene dos funciones, la más común es para colgarlos en la pared y la segunda, es que es para que reposes la cuchara que estás usando para cocinar y no manches la estufa ni nada. 

8. El triángulo junto al icono de gasolina de tu auto


Créeme que no es una variación al símbolo universal de la gasolina, ese pequeño triángulo te indica de qué lado está el depósito.   

9. El agujero negro al lado de la cámara del iPhone.


La verdad, Apple se rifó con esa función porque es nada más y nada menos que un micrófono auxiliar, especialmente hecho para reducir el ruido al momento de grabar un video.

10. La rayita en el teclado de las letras “F” y “J”


La única funcionalidad de estas rayas, es que nos indican la manera en que tienen que ir acomodados nuestros dedos en mecanografía, evidentemente, también para darnos una referencia a la hora de escribir sin necesidad de voltear a ver el teclado. 

11. El agujero de la cuchara para espagueti


No es un agujero inútil como piensas, de hecho, funciona para medir las cantidades por persona; es decir, para una porción, agarras la pasta cruda y la colocas dentro del agujero hasta llenarla. 

12. Remaches en los pantalones


Levi Strauss, el creador de los jeans, originalmente los hizo para el trabajo minero, por lo que necesitaban ser muy resistentes. Esos remaches, sirven para dar un soporte mucho mayor y evitar que se descosan.  

13. “Bolsillo” en los calzones femeninos


La realidad, es un simple doble forro de tela que es requerido por normas sanitarias. Un extremo queda cosido y el otro no, por eso, da el aspecto de un bolsillo.  ¡Ni se te ocurra guardar dinero ahí!

Me sorprende cómo no nos da por investigar todo lo que usamos.  Como te podrás dar cuenta, estos pequeños detalles hacen la diferencia. ¿Cuál te sorprendió más?

Recomendados
Recomendados