Se exprimió una espinilla, 3 días después perdió la vista de un ojo y casi muere


A todos nos salen espinillas y puntos negros. ¡Son molestos, aparte de muy notorios! Y lo que hacemos para eliminarlos es exprimirlos. Sin embargo una vez hecho lo anterior, la piel queda sensible y propensa a infecciones.



Tal es el caso de Katie Wright, quien durante varios días sintió una ligera molestia en la parte superior de la ceja. Era una espinilla. Esperó hasta que el grano maduró, y se lo reventó. 



El problema fue que justo después se maquilló con una brocha que nunca en su vida había lavado, y se le infectó esa parte.


De momento no sucedió nada, pero al cabo de 3 días empezó a sufrir de un terrible dolor de cabeza, y donde tenía la espinilla se le hinchó exageradamente. Así que tuvo que acudir de inmediato al hospital, porque el dolor se había vuelto insoportable y había perdido la vista de ese ojo.


Después de algunos estudios los médicos le comentaron que el daño en su ojo era irreparable, pero que había llegado a tiempo, pues la infección se hubiera extendido a los ojos y después al cerebro, algo que pudo ocasionarle la muerte. Por fortuna los antibióticos que le suministraron hicieron efecto y lograron salvarle la vida.  


La joven de 21 años advierte que “ninguna chica debe confiarse”, y desea que lo que le sucedió sirva de ejemplo a otra mujeres, para prevenir problemas en relación con “espinillas y maquillaje”. También reiteró que limpien seguido las brochas y cualquier cosa que utilicen para el cuidado personal.


Ahora Katie está sana y a pesar de haber perdido la vista en un ojo disfruta de sus momentos al aire libre y es feliz.  

La recomendación es clara: no tomes a la ligera tu higiene personal. Si te revientas un grano y tienes que salir, es mejor que no utilices maquillaje inmediatamente después; pero en caso de que no lo puedas evitar recuerda desmaquillarte en cuanto vuelvas a casa, y no olvides lavarte la cara siempre antes de dormir.
Recomendados
Recomendados