Pensó que había comprado la casa de sus sueños, pero 3 días después toda su familia muere


Toda familia sueña con una vida feliz y un hogar donde pueda convivir en armonía. Imaginan una y otra vez la casa de sus sueños, y cuando por fin la encuentran sienten una felicidad indescriptible. Lamentablemente no todo es tan perfecto como parece, y en lo que era su ilusión más grande encontraron algo terrible.



Eso es lo que vivió la familia Williams, originaria de Memphis, Estados Unidos. Luego de mucho esfuerzo, por fin reunieron una buena suma de dinero para tener el hogar que siempre habían querido. La pareja se sentía llena de dicha, y su hija estaba emocionada pues por fin tendría para ella un espacio con todas las comodidades. El plan era rentar la casa y, si les agradaba, hacer una oferta para comprarla. Era perfecta, contaba con habitaciones amplias, un gran patio al frente y otro atrás, ideal para reuniones con la familia y los amigos; un jacuzzi y lo mejor, una renta muy baja.




El señor Williams estaba muy contento, pensó que había comprado la casa de sus sueños, así que rápidamente hizo el papeleo y en un par de semanas se mudaron, pero con el paso de los días y de haberse establecido ahí- empezaron a surgir los problemas. La primer afectada fue Tretavia, su hija, de 15 años.


Sufría dolores de cabeza todo el día, náuseas y sangrados nasales, pero después aparecieron en su cuerpo lo que asemejaban pequeñas picaduras de insectos. Sus padres la llevaron varias veces al hospital y los doctores no encontraban explicación, luego de varias semanas la hija fue hospitalizada pues su salud se complicó dramáticamente. 

Los esposos estaban muy preocupados, temían que su hija muriera y no encontraban una solución; fue cuando sorpresivamente la madre también cayó enferma de gravedad. El señor Williams no sabía que hacer, su hija y su esposa se encontraban hospitalizadas y los doctores no podían darle una explicación. 

Viajaron a diferentes ciudades para consultar a otros doctores, pero no había respuesta, desgraciadamente, luego de algunos días hospitalizada, la hija falleció.

Y sorpresivamente, luego de enterarse de la muerte de su hija la madre también murió. 

Finalmente un grupo de doctores pudo determinar la causa, todo se debió al cambio de ambiente. Luego de mucho buscar por fin encontraron la razón: moho tóxico en la casa de sus sueños.



Al parecer la inmobiliaria sabía que la construcción tenía ese problema severo. En lugar de eliminarlo cubrieron las paredes con pintura, y crearon un ambiente tóxico para los habitantes. Además, algunas habitaciones estaban plagadas de termitas y los insectos atacaron a la joven.



Fue difícil pues en solo unos días perdió a toda su familia. Sin embargo, el señor Williams logró reponerse  y demandó a la empresa por ocultar información tan importante; se trata de un juicio millonario.


Ha decidido compartir su historia para evitar que otros cayeran en la misma estafa. Aconseja que antes de comprar una casa es importante revisarla con un experto.

Recuerda que la salud de tu familia es lo más importante.
Recomendados
Recomendados