8 cosas absurdas que las mujeres solteras hacen. Por eso nadie las pela


“¿Tienes novio...?” “¿Por qué tan solita...?” ¿Qué soltera en el mundo no ha recibido preguntas de este tipo? Es algo con lo que vivimos todo el tiempo. Y sí, claro que tener una pareja que te quiera y te valore es hermoso, pero algunas veces no se da, y ni te enteras de ciertos errores que cometes cuando estás sola. Lo malo es que el hacer esas cosas es la razón por la que nadie las pela. 

Hoy te hablaremos de ocho cosas absurdas que las chicas solteras hacen sin darse cuenta. Si quieres encontrar pareja vas a tener que dejar de hacerlas.

1.- No perdonas los “fines”



Ya es viernes, y las solteras lo saben. ¿Qué mejor que no depender de nadie, para que cuando llegue la hora en que te llamen tus amigas estés bien puesta, sin importar la hora o el lugar? Lo único que quieres es pasarla bien hasta el amanecer. La bronca es que se hace una costumbre tan marcada que termines hasta atrás, y eso no le agradará al chico que se fijó en ti. Por favor, diviértete con medida. 

2.- Dejas descansar a la cera


No significa que si estás soltera vas andar como dicta la naturaleza, pero sí está padre tener que dejar, de vez en cuando, el martirio de estar depilada. Ahora, si ya te cansaste de andar “como dedo”, no habrán muchos chicos que se fijen en ti si siempre usas pantalón y presumes unos hermosos vellos. Cuando llegue la época de conquista debes presumir un poco de piel.

3.- Te atascas sin remordimiento


“Me veo gorda”. Las mujeres usamos esta frase sólo por dos motivos: o vamos a competir con otras o vamos a salir con un galán. Y mientras no exista ese chico, ¿qué más dan esos cinco tacos de ayer, la nieve por la mañana o ese chocolatito vespertino? A la hora de la conquista no está bien que te prives de lo que te gusta. Ningún hombre ama a las mujeres que se hacen de la boca chiquita y terminan devorando la mitad de su platillo; pero si te pasas ganarás unos cuantos kilos, así que modérate con tus antojos. 

4.- La viajera que llevas dentro


Todas las chicas somos viajeras “de clóset”, pero digamos que la soltería nos suelta más en ese sentido. Y realmente, los mejores viajes que harás en la vida serán cuando no estés con nadie. Ahora, si te encuentras en plena época de conquista, ese viaje podría ser el que te lleve al amor de tu vida...

5.- No se masturban


Es muy común que las chicas solteras pierdan el apetito sexual y por lo tanto dejan de masturbarse, esto es quizá lo peor que puede hacer una mujer. Cuando ellas están solas es muy importante que se toquen y que lleguen a conocer su cuerpo plenamente, pues es así como llegarán a tener mayor confianza y seguridad. Disfrutar de su cuerpo les permite ser felices, y solo alcanzando esto podrán llegar a ser felices cuando llegue su hombre ideal. 

6.- Más dinero para ti


Estar soltera es sinónimo de consentirte. ¡En serio! No necesitamos a un chico para cumplir nuestros caprichos, y la soltería confirma que nos encanta invertir en todo lo que nos gusta. ¡Qué más da cuánto cuesta ese vestido! ¿En qué otra cosa podemos gastar? Todo cambia si es época de ligue, porque si un chico te ve gastar y gastar, se alejará de ti por miedo. No seas mala, invítalo de vez en cuando para que vea que gastas en lo que realmente importa; a ellos también les gustan los detalles románticos. 

7.- Amigos hombres “a morir”


Parece que en esta etapa nos convertimos en una especie de imán que atrae a todo hombre. Pero estás tan a gusto con ser libre, que sólo se hacen buenos amigos. Entonces tu lista crece de forma exagerada; tienes amigos de todos colores y olores… que lo único que hacen es confirmarte por qué quieres seguir siendo soltera. Si decides que es momento de tener pareja vas a tener que reducir tu círculo, y asegurarte de que el chico con el que estás saliendo conozca bien a tus amigos, de lo contrario hará muchas escenas de celos. 

8.- Sin compromisos en la cama


No tienes ni una sola atadura, puedes hacer y deshacer a tu antojo: “Soy soltera y hago lo que quiero”. Tal cual las solteras hacen lo que quieren y con quien quieren. Si te gustó aquel chico en el antro y quieres amanecer en sus sábanas, no tienes problema. ¡Mejor aún!, aprendes a darte amor a ti misma, y entonces piensas: ¿Para qué quiero novio? El detalle está en que por más amor que te des no llenarás tus necesidades emocionales, y si no tomas a los chicos en serio, ellos se sentirán usados y no habrá segunda cita. Si lo que quieres es una pareja estable, no vayas a la cama tan pronto; conócelo mejor, y entonces sí, entrégate por completo para que no pueda vivir sin ti.
Recomendados
Recomendados