10 personas que se hicieron millonarias de la forma más estúpida


¿Has entrado a una tienda de artículos de segunda mano? Si tu respuesta es NO, posiblemente después de leer esta nota vas a querer entrar a todas las que encuentres en el camino, porque quizá seas igual de suertudo que las personas que leerás a continuación. Ellas hicieron una fortuna al comprar “algo barato” -por no decir regalado- o hallarlo, sin saber que las haría ricas de la noche a la mañana. 

Son historias de éxito que te erizarán la piel. Estos son 10 artículos cuyo verdadero valor no podrás creer, y menos aún en cuánto los compraron.

10. Póster de película



Laura Stouffer paseaba en un mercado de Summerville, Carolina del Sur (Estados Unidos), vio el póster de una película y lo compró por dos dólares. Un día se le ocurrió separar el cartón de la base a la que estaba adherido, y su sorpresa fue que debajo estaba otro póster -original- de la cinta  "Sin Novedad en el Frente", de 1930, valuado en 20,000 dólares.

9. Reloj vintage Jaeger-LeCoultre


Zach Norris compró por seis dólares un reloj antiguo marca Jaeger-LeCoultre, de 1959.  Lo vendió en 35 mil dólares, después de postearlo en internet y de que muchos coleccionistas pelearan por él. 

8. Tarjeta de béisbol


La señora Bernice Gallego es ama de casa y un día, mientras limpiaba el cuarto de su hijo -quien no vive con ella- encontró una foto vieja del equipo de béisbol Cincinnati Reds, que resultó ser la primera del grupo y fue tomada 1869. Era auténtica y la vendió en 75 mil dólares.

7. Tesoro de Hertfordshire


Wesley Carrington salió a probar su nuevo detector de metales en el bosque de St. Albans, en Hertfordshire (Inglaterra), y encontró 55 monedas romanas de oro, con valor de 260 mil dólares.

6. Pintura "Magnolias en el terciopelo de oro"


Un residente de Indiana (Estados Unidos) compró una pintura para tapar un hoyo en la pared de su casa. Unos años después encontró una postal con la misma pintura. Al investigar descubrió que era del pintor Martin Johnson Heade, y que la suya tenía un valor de 1.2 millones de dólares.

5. "Florero con amapolas rojas", de Van Gogh


Unos recién casados de Wisconsin (Estados Unidos) compraron una “réplica” de la pintura "Florero con amapolas rojas", de Van Gogh. Era tan nítida que la llevaron a un valuador. Para su sorpresa, habían adquirido la original. Vale 1.4 millones de dólares.

4. Un “penny” de 1974


Un joven revisaba la colección de monedas que le heredó su padre y ahí estaba un “penny” (centavo) del año 1974. Al principio fue valuado en 300 dólares, hasta que se descubrió que era de aluminio y que sólo se hicieron diez. Esta pequeño hallazgo le significó  2 millones de dólares.

3. Whisky de 1917


Bryan Fite limpiaba el ático de su casa -algo que no había hecho durante años- y encontró una caja con 13 botellas de whisky de 1917. Al no conocer la marca investigó con expertos y descubrió que eran un tesoro; fueron cotizadas en 2.6 millones de dólares. Bryan hizo lo que cualquier buen hombre haría: rechazó la oferta y decidió que cuando cumplieran 100 años las bebería con sus amigos. 

2. Una perla de veras rara


Un pescador filipino se atascó en medio de una tormenta cerca de la isla de Palawan. Cuando liberó el ancla casi se desmayó, porque encontró una perla que pesaba... ¡34 kilos! Durante años la adoptó como amuleto y la guardó en su casa, hasta que un día ésta se incendió. Entonces la donó a un museo. Expertos la valuaron en 35 millones de dólares... ¡y el precio podría subir! 

1. Acciones de Coca-Cola


Tony Marohn, por curiosidad, en una venta de segunda compró por cinco dólares una caja con papeles. Entre ellos estaba una factura por 1,625 acciones de Palmer Union Oil, que en la actualidad equivalen a 1.8 millones de acciones de Coca-Cola y su valor se estima en 130 millones de dólares. Tony murió en 2010. 

Así que ya sabes: nunca está demás echar un vistazo a las cosas de segunda, y si algo te parece extraño o inusual, ¡cómpralo!
Recomendados
Recomendados