10 coincidencias históricas que no podrás creer que pasaron


En muchas ocasiones nos sorprendemos por la forma en que suceden las cosas, ya sea que se trate de estar pensando en alguien y en ese momento nos llame por teléfono, o que soñemos con alguien y nos lo encontremos en la calle. Al final el asombro es el mismo. 

Si crees que esas coincidencias son sorprendentes, es porque aún no lees lo que hoy tenemos preparado para ti. Las historias, recopiladas a través de los años en todo el mundo, sí son para dejar con la boca abierta a cualquiera.

Así que sin más rodeos, aquí te compartimos las diez coincidencias más increíbles de todos los tiempos. 


10.- Libro que regresa a su dueña


Un día del año 1920 la novelista Anne Parrish veía libros viejos en París y se topó con uno de sus libros favoritos de la infancia: “Jack Frost y otras historias”. Emocionada lo tomó para mostrárselo a su esposo y explicarle lo mucho que significó para ella cuando era una niña. Su marido lo abrió y vio que en la contraportada tenía grabado el nombre de su esposa y su dirección, por lo que -obviamente- se trataba del mismo libro. 

9.- Profecía sobre el hundimiento del “Titanic


Catorce años antes del hundimiento del “Titanic”, Morgan Robertson escribió en su novela “Vanidad”, sobre un lujoso transatlántico llamado “Titán”, y los hechos parecieron  profetizar lo que pasaría con el hundimiento del “Titanic”. En dicha novela datos sobre el número de pasajeros, tripulantes y botes salvavidas, así como del impacto del enorme barco con el iceberg, son prácticamente idénticos a como en realidad sucedieron. 

8.- Muerte siniestra de hermanos


En 1975, Erskine Lawrence tripulaba una motoneta y murió al ser arrollado accidentalmente por un taxi. Eso parece suceder a menudo, pero lo en verdad sorprendente es que justo un año después, su hermano falleció de idéntica forma, mientras manejaba la misma motoneta, atropellado por el mismo taxi, el mismo conductor e incluso ¡con el mismo pasajero a bordo!

7.- Fotografía reveladora


En 1914, cuando era común revelar las placas de las fotografías de manera individual, una mujer alemana viajó a Estrasburgo para fotografiar a su hija, pero le fue imposible recoger las fotos debido al inicio de la Primera Guerra Mundial. Cuando terminó la guerra, cuatro años después, quiso hacer lo mismo con su hijo en Frankfurt, y no pudo creer que en la misma imagen estuvieran los dos menores. Esta increíble casualidad se debió a una confusión: vendieron a la misma mujer la primera placa, pensando que aún era virgen.

6.- Rescate inesperado


En 1931 en la ciudad de Detroit, Estados Unidos, Joseph Figlock estaría unido a un bebé aún desconocido para él, de la manera más extraña posible. Un día que este hombre caminaba por la banqueta, un niño le cayó encima y eso evitó una verdadera tragedia. Lo más increíble es que un año después, la misma criatura cayó de nuevo de la misma ventana sobre Figlock y ambos sobrevivieron una vez más al inesperado accidente. 

5.- Regreso al lugar de origen


A la mayoría nos gustaría que al morir nuestros restos regresaran al lugar en que nacimos, pero nadie se imaginaría que en 1899 eso sucedió por una asombrosa coincidencia. Charles Francis Coghlan, actor canadiense nacido en la isla Príncipe Eduardo, falleció y fue enterrado en Galveston, ciudad al sur de Estados Unidos. Con la inundación que provocó un huracán, el ataúd del artista fue arrastrado hacia el mar y encontrado tiempo después por unos pescadores de la misma isla en la que nació. Sin duda su deseo de regresar fue posible aun después de muerto. 

4.- “El Presagio”


Lo más sobresaliente de esta película de terror no fue ni la historia, ni las actuaciones, sino que el slogan con el que la promocionaron -“Si algo aterrador te pasa hoy, piensa que puede ser un presagio”- al parecer desató una maldición sobre algunos de los participantes. El hijo del protagonista se suicidó dos meses antes de empezar la filmación, un técnico tuvo un trágico accidente vehicular y el avión en el que viajaba uno de los guionistas fue alcanzado por un rayo. Sin duda, muy aterradores los presagios…

3.- La bala que llegó retrasada


Cuando Henry Ziegland abandonó a su novia, en 1893, ella se suicidó y su hermano planeó tomar venganza disparando a Henry y después quitándose la vida. Sin embargo Ziegland sobrevivió, pues la bala rozó su cara y se incrustó en un árbol que estaba atrás de él. Pero al parecer el destino sabía que no escaparía, pues 20 años después Henry dinamitó las raíces del mismo árbol, la bala salió proyectada, se le incrustó en la cabeza y provocó que muriera de manera instantánea. 

2.-  Coincidencia amorosa


Hay personas que al parecer están realmente destinados a estar juntos, tal como el caso de Nick Wheeler y Aimee Maiden. Al poco tiempo de casados, mientras acomodaban sus cosas en su nuevo hogar, se encontraron una fotografía en la que ambos aparecen jugando mientras aún eran niños,  en la misma playa y a tan sólo unos cuantos metros de distancia. En ese entonces nunca imaginaron que 11 años después el destino haría no sólo que se conocieran y se enamoraran, sino que terminarían siendo marido y mujer. 

1.- Porsche maldito


Muchos saben que James Dean, famoso actor de la época dorada de Hollywood, falleció en un terrible accidente automovilístico en un Porsche. Sin embargo la aparente maldición de este vehículo no terminó ahí, sino que provocó varias tragedias más, entre ellas herir a un mecánico que pretendía arreglarlo luego del terrible accidente, matar a un doctor que lo adquirió tiempo después para convertirlo en auto de carreras. Por si eso fuera poco, se incendió la cochera en la que lo almacenaron ya destruido.
Recomendados
Recomendados