8 Trucos para eliminar el mal aliento. Ahora si tendrás novia


Es normal que cuando te levantas, además de que te huela la boca, la sientas reseca y un tanto pegajosa, por las bacterias que se acumularon mientras dormías. Pero si el mal olor te persigue durante todo el día y ni los chicles logran eliminarla, vivirás sin que nadie quiera acercarse y mucho menos arriesgarse a besarte.



Para todos los que sufren este terrible mal, afortunadamente hay varios métodos naturales que pueden emplear y que dejan la boca oliendo delicioso. Si por desgracia es tu caso, no te preocupes. Aquí te vamos a dejar estos ocho consejos, para que tu mal aliento sea sólo una pesadilla muy lejana. No lo dudes más y anímate a probarlos. 



8. Toma té.


Quienes tomamos café sabemos que después nos queda un olor desagradable en la boca. Con el té pasa justo lo contrario. Con sus propiedades antioxidantes y los polifenoles, que son uno de sus componentes naturales, el té tiene la maravillosa capacidad de detener el crecimiento de las bacterias que forman la placa, y por lo tanto de eliminar el mal aliento. Puedes beber té las veces que lo desees durante el día y así te aseguras de mantenerlo fresco. 

7. Mastica hojas de menta.


Es fácil conseguir hojas de menta en cualquier supermercado o en una tienda de artículos naturales. Mastica un par diariamente, por la mañana, y lava bien tus dientes. Es uno de los remedios naturales más efectivos para eliminar el mal aliento, y además te dejará un sabor fresco y delicioso.

6. Cepilla la lengua cada vez que te laves los dientes.


Aunque no lo creas, en la lengua también puede acumularse mucho sarro y ser esto lo que te ocasione el mal aliento. Puedes eliminarlo tallándola con el cepillo dental. En algunos cepillos la parte contraria a las cerdas es especial para ese fin.

5. Si fumas, deja el cigarro.


Este hábito es una de los principales causas del mal aliento, por lo que debes elegir entre seguir fumando o tener pareja. Si a esto sumamos que el cigarro provoca diversos tipos de cáncer, daña las encías y mancha los dientes, creemos que definitivamente no hay opción, y debes dejarlo de inmediato.

4. Bebe dos litros de agua al día.


Deshidratarte y tener seca la boca, provoca el aumento de bacterias y caries, lo que podría detonar fácilmente malos olores. Si te cuesta trabajo tomar agua de un trago, intenta bebiendo pequeñas cantidades pero de manera constante. 

3. Usa enjuague bucal.


Hacerlo es muy recomendado por los dentistas, ya sea al levantarte, después de lavar los dientes o al terminar de comer. El enjuague bucal brinda más protección a los dientes ayudando a eliminar bacterias y, lo más importante en estos casos, es que deja olor fresco y agradable.

2. Aumenta la ingesta de frutas y vegetales.


Alimentos como apio, zanahoria, manzanas y plátanos son ricos en fibra, lo que hará que tu boca produzca más saliva y elimine la placa de los dientes. Entre más limpia esté, menos posibilidades existen de que se instale al mal aliento. 

1. Cepilla los dientes y no olvides usar hilo dental.


Si en verdad quieres cuidar tu aliento, no hay de otra: lo primero que debes tener en cuenta es que los dientes deben cepillarse por lo menos dos veces, y asegurarte de usar hilo dental. A veces aunque los cepilles quedan restos de comida, y si no los quitas pueden llegar a tener un olor tan desagradable que ahuyente por completo a tu pareja. El hilo dental te ayudará a eliminar tanto los restos de comida como el sarro, el mal aliento, y la posibilidad de que no vuelvas a recibir ni un solo beso. 

Aunque se habla poco de lo delicada que es la boca, el mal aliento podría ser señal de un problema más grave, por lo que si después de seguir estos consejos tu problema de mal aliento continúa, te recomendamos que visites a un médico a la brevedad.
Recomendados
Recomendados