5 cualidades que tienen en común los hombres que lo hacen bien rico. Tienes que leer esto


¡Mujer! ¿Conoces cuáles son las características que tienen en común todos los buenos amantes? Si tu respuesta fue un ¨no¨ ¡Descuida! A continuación tendrás la respuesta…



Si nos ponemos a investigar cuáles son las características que debe tener un excelente amante, un verdadero experto en el maravilloso arte de amar y complacer, tardaríamos años en completar la lista; sin embargo, podemos resumir las cualidades más importantes. Hablamos de esas virtudes que hacen que cualquier mujer caiga rendida a los brazos de ese experto en el amor ¿Te interesa? Sigue leyendo…



Según cientos de nuestras lectoras, y miles de mujeres en el mundo, estas son las principales características que tienen los hombres que son buenos amantes ¿Cuántas tiene tu novio? 

5.- No tienen pena, se expresan y permiten que la mujer se exprese


Sin duda, una característica fundamental en un buen amante es su seguridad y su naturalidad ante el sexo, pero no sólo eso, los verdaderos amantes hacen sentir seguras a sus parejas, usando las palabras y las acciones para hacer sentir en confianza a las mujeres, permitiendo que el encuentro sexual sea mucho más satisfactorio. 

4.- Son emocionalmente maduros


Muchas veces, los amantes son ¨amores pasajeros¨, es decir que son literalmente amantes y nada más, hombres con los que sólo satisfaces tus instintos sexuales. 

Un buen amante debe ser emocionalmente maduro, pues debe comprender en todo momento que ambos son libres y que en el momento que así lo decidan ambos se separarán. La libertad es otra cualidad que todos los buenos amantes tienen. 

3.- Durante el sexo, ambos deben experimentar el mismo placer


Los verdaderos amantes no son egoístas, ellos se preocupan porque su pareja llegue a su máximo nivel placer, pues un verdadero ¨buen amante¨ jamás arriesgaría su reputación en la cama. Ellos son una garantía, siempre darán lo mejor de sí. 

Los buenos amantes aprenden rápido. Descubren cómo y qué es lo que les gusta a sus parejas, pues su principal objetivo es hacerlas llegar al cielo en cada encuentro. 

2.- No se andan con rodeos


Los buenos amantes no son ¨rolleros¨, ¨labiosos¨ o manipuladores, ellos son directos, reconocen que una mujer busca la misma satisfacción que buscan los hombres y se ganan su confianza a través de una propuesta sincera. 

Los verdaderos amantes son respetuosos, comprenden a la perfección que la mujer es quien tiene el derecho de decidir cuándo y dónde será el encuentro.

1.- Los verdaderos amantes son unos caballeros, y ellos no tienen memoria


Por último, los verdaderos amantes son hombres confiables y estables, ellos no necesitan contar sus ¨victorias¨, comprenden que la intimidad es cosa de dos y así es como la viven, respetando la confidencialidad de la otra persona.
Recomendados
Recomendados