20 personas que prueban que la naturaleza también hace COPY/PASTE


¿A quién te pareces? ¿A tu mamá o a tu papá? Es el cuestionamiento que nos acompañará toda la vida, porque la gente nunca se pone de acuerdo. Unos nos dicen una cosa y después, otra. ¡Benditas sean las fotografías!, que no mienten. En las que verás a continuación, estas personas tienen parecido extraordinario con sus papás, y una que otra con sus abuelos, que nos permite comprobar lo perfecta que es la genética. Mira cómo sus respectivos hijos y nietos recrearon imágenes del pasado. ¡Se ven idénticos! 

21. La sonrisa del padre y la del hijo son idénticas.




20. A veces la genética se brinca una generación: abuelo (1977) y nieto (1995).


19. Tanto el papá como el hijo, unos galanazos.


18. Mismo porte y mismo todo: abuela y nieta.


17. Este muchacho (derecha) sí que tuvo un papá muy “cool”.


16. Esta es una de mis favoritas: padre e hijo.


15. Sí creían que la genética era entre descendientes del mismo sexo, aquí la prueba de que no: madre e hijo a los 16 años.


14. ¡Igualitos!: madre e hijo.


13. El cabello, los ojos y hasta los colmillos son idénticos en este padre y su hijo.


12. Madre e hija. Algo curioso es que a la mamá le faltan dos dientes de arriba y a la hija, dos de abajo.


11. Parecen hermanos, pero ¡no! Son padre e hija.


10. El mismo vestido, madre e hija.


9. Este muchacho recreó la sesión fotográfica que se hizo su padre en 1976.


8. “El abuelo y yo”.


7. “Yo y mi padre”… “Mi gato y yo”.


6. En la parte de arriba, unos amigos; abajo, los hijos de los amigos.


5. Misma sonrisa y mismas facciones entre abuelo y nieto.


4. Se miran bien chistosos.  Padre e hijo.


3. Mi madre a los 17, yo a los 17.


2. De tal palo, tal astilla.


1. “Mi padre y yo”; 29 años después, “yo y mi hijo”.


Si tienes alguna foto así con tus papás o tus abuelos, ¡compártela! La genética es maravillosa.
Recomendados
Recomendados