Un pastor murió en un accidente. Horas después resucitó y lo que dijo de Dios te dará escalofríos


Todos en algún momento nos preguntamos qué hay más allá de la muerte. Sin importar la religión que profesemos la duda existe; quisiéramos saber qué pasa después de que el corazón deja de latir.



El pastor evangélico Don Piper tiene una respuesta para esas preguntas, pero sobre todo tiene una revelación que hacernos. Hace años tuvo un fatal accidente en su natal Texas, pero hasta hace poco se animó a romper el silencio.



“Fue la cosa más real que me ha pasado”, comenta Piper. Un camión chocó contra su automóvil y él resultó con heridas graves.


“El volante me quedó clavado en el pecho y el techo se derrumbó sobre mi cabeza; simplemente no había forma de sobrevivir, y me encomendé a Dios en los que creía serían mis últimos instantes de vida”.


Los paramédicos lo declararon muerto, su corazón dejó de bombear, no tenía pulso, pero 90 minutos después milagrosamente volvió a la vida. Los testigos se asombraron cuando lo vieron moverse; comentan que estaban a pocos minutos de trasladarlo a la morgue. Lo que les reveló el pastor al despertar fue impactante.


Relató que los colores en el cielo son vivos, deslumbrantes, nítidos: “Todo estaba lleno de luz, como si fuera otra dimensión. Conforme caminaba, a la entrada del cielo encontraba a personas que ya no están en este planeta, quienes me daban una bienvenida cálida”

Comenta que también escuchaba una música que lo llenaba de paz y podía escuchar un coro en un idioma que no entendía, pero que sin duda era hermoso. Después de esa descripción tan bella hizo una pausa, comenzó a llorar y reveló algo inesperado, algo que nadie imaginaba:


“Pude hablar con Dios y me dijo que no era mi momento. Entendí que mi misión en la tierra no había terminado, que tenía que regresar aquí, con ustedes, para decirles que Dios existe, que el cielo es real y, sobre todo, tenía que contarles que Dios tiene un rostro bondadoso y lleno de amor, un rostro de mujer”.


Quienes escuchaban el relato del pastor quedaron sin palabras. Todo este tiempo creyendo que Dios era hombre, y en realidad quien nos cuida y nos protege es mujer. 

El cielo sin duda tiene muchos secretos, y sólo con milagros como éste podemos conocer un poco de los misterios de Dios.
Recomendados
Recomendados