VIDEO: Escucharon gritos bajo el pozo. Lo que sacaron prueba que Dios sí existe


Por mucho tiempo el hombre se ha quejado de los peligros que lo rodean, ve amenazas en todos lados y pocas veces acepta que él mismo es el verdugo más grande del mundo entero. Su inconsciencia ha causado daños irreversibles en el ambiente, como sequías y deforestaciones, y así provoca que esté en peligro la vida de varias especies de plantas y animales. 

Esa es precisamente la raíz de la historia que estamos por compartirte, una que nos hace reflexionar en el daño que la humanidad hace al mundo, y las acciones que podemos realizar para reponer un poco de lo que hemos provocado. 



Todo ocurrió en la región de Junnar, Maharashtra, India, cuando un campesino despertó la mañana de un domingo. Unos sonidos extraños le hicieron abrir los ojos, y cuando por fin se le quitó lo adormilado se dio cuenta de que no era su imaginación. Él no había sido el único alertado por ese ruido, también lo oyeron otros vecinos y juntos comenzaron a explorar el área para saber qué o quién era responsable. 



Caminaron unos metros, y en un pozo de agua de más de 18 metros de profundidad encontraron la respuesta: un leopardo joven había caído y estaba desesperado por salir para no morir ahogado. Al parecer el animal llegó a la aldea buscando agua y comida, pues los habitantes de la zona destruyeron su hábitat natural. 



Los aldeanos hicieron un círculo alrededor del pozo y llamaron al Departamento Forestal y al Centro de Rescate Animal. Sabían que eran culpables de la desgracia y era oportunidad para reparar un poco su falta. Mientras la ayuda llegaba, un hombre lanzó al agua ramas secas para que el leopardo se sostuviera en tanto lo sacaban. 

Aquí puedes ver el video del rescate:

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ




Los empleados del Centro de Rescate Animal llevaron una jaula para rescatarlo. Entre todos la amarraron y la bajaron al pozo poco a poco, pero el animal se negaba a entrar. El instinto de conservación le decía que su vida corría peligro, y no dejaba de tirar zarpazos y morder la caja, pero después de algunos minutos entró y lo sacaron ileso. Ya en tierra el leopardo fue dopado para llevarlo a un lugar donde pudiera vivir en libertad. 


Por desgracia no es el único caso de este tipo. Mientras el hombre siga destruyendo el mundo los animales seguirán sufriendo accidentes como éste, en busca de una vida mejor. Por favor, trata de cuidar el mundo y de vivir en armonía con todos los seres que lo habitan.

Recomendados
Recomendados