Mira por qué debes quemar una hoja de laurel en tu casa todos los días…


Las plantas son un regalo de la madre naturaleza y muchas veces las utilizamos para enriquecer nuestra comida; en otras ocasiones sus beneficios son medicinales e incluso relajantes. Entre tantas plantas benéficas es difícil elegir solo una, pero entre las más famosas destaca el laurel. 



Griegos y  romanos la han utilizado por siglos, por ello es visto como símbolo de triunfo y de victoria. En otros lugares del Mediterráneo así como también en México, esta planta también sobresale por sus beneficios relajantes y propiedades medicinales.



Las hojas de laurel tienen un efecto calmante que ayuda a reducir el estrés; alivian el dolor e incluso pueden prevenir ataques epilépticos. Con sólo quemar estas hojitas -es mejor si ya están secas- en un contenedor adecuado comenzarás a sentir cómo tus vías respiratorias se abren provocando un estado de relajación.


Si sufres de insomnio, en diez minutos el humo de las hojas te ayudará a dormir más fácilmente.

¿No eres fanático del humo? Puedes hacerte un té. Si la idea de quemar hojas no te convence, siempre puedes ir a la cocina y prepararte un té de laurel. Al beberlo estimulas tu sistema digestivo, el cual se encarga de tu apetito; si tampoco el té es lo tuyo incluyelo en tu comida. Le dará un sabor exquisito.


Si bien comer u oler laurel tiene muchos beneficios, otras de las propiedades de esta planta requieren que sea aplicada al cuerpo de manera directa. Cuando recibas un golpe o sientas molestia en las articulaciones aplica aceite de laurel en la zona afectada y verás cómo el dolor se alivia con mayor rapidez. 


¿Tienes caspa? ¿Te dio gripe? Desde lo más común hasta lo más complejo, el uso moderado de esta deliciosa planta hará maravillas por ti y por tu salud.

Déjanos saber en los comentarios cómo utilizas el laurel y si conoces más de sus propiedades y beneficios.

Recomendados
Recomendados