Bebé dejó de respirar por este error que todas las madres cometen… Comparte para que no se repita


Pamela Rauseo es una mujer de Florida que vivió una experiencia horrible. Mientras conducía a casa con su sobrinito de 5 meses, el niño dejó de respirar y estuvo a punto de morir. 

Horas antes todo había sido diversión. Habían estado en el parque, jugaron en la arena, en unos columpios y Sebastián estaba feliz. La hermana de Pamela era la madre del niño y como por ahora Pamela no era madre, su sobrinito era lo que más adoraba. Era común que salieran a pasear y que las redes sociales de Pamela estuvieran llenas de las fotos del bebé, por lo que en esta ocasión no sorprendía que anduvieran juntos.



Mientras conducía, Pamela notó que Sebastián no dejaba de llorar y aunque se apresuró a casa, la situación cada vez era más tensa. Sebastián estaba un poco resfriado pero pensó que no era nada grave, hasta que dejó de escuchar el llanto del bebé. Se paró al lado de la carretera y lo vio morado…no estaba respirando.



Pamela bajó al niño del auto y quiso llamar a emergencias pero el teléfono resbalaba de sus manos por la angustia. ¿Qué había hecho que su sobrino dejara de respirar? Cada minuto era crucial, llegaron otras personas a ofrecer ayuda y policías, se turnaron para poder darle respiración cardiopulmonar y poco a poco, el bebé pudo respirar solo.


Cuando los doctores lo revisaron, se dieron cuenta de que la congestión del niño había tapado sus vías respiratorias. Esto ocurre cuando alguien se resfría o tiene gripe y no se suenas la nariz, todo escurre y la personar simplemente aspira para que no salga nada en lo que encuentra papel. El hacer esto provoca tapones de mucosidad que si no tienes cuidado, terminarán asfixiándote, puede ocurrirle a un niño o a un adulto como fue el caso de Sebastián. 

Pamela y Sebastián tuvieron suerte porque actuaron rápido pero lamentablemente existen muchas otras personas que no corren con la misma suerte. Aunque no lo creas, esta es una de las causas más comunes de muerte en los niños, sobre todo en los bebés, pues desafortunadamente es un error que la mayoría de las madres cometen al no darle la importancia debida a esta situación, sin saber que esto podría costarle la vida a sus hijos.  Ahora ya sabes, si hay algo en tu nariz debe salir antes de ponerte en peligro de muerte a ti o a tus seres queridos.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad