Mira como los Pug han cambiado en 200 años. Son el reflejo de la crueldad humana


¿Te gustan los pugs? Esta raza es una de las más populares en todo el mundo y claro, ¿cómo no iba a ser si son tan adorables? Lo que no sabías es que detrás de este tierno animal hay una historia horrible que demuestra lo terribles que podemos ser los seres humanos. Esperamos lo pienses dos veces antes de adquirir un pug.



La crueldad animal no siempre se expresa en manera de golpes o maltrato, muchas veces basta con hacer algo tan sencillo como la crianza de animales, la reproducción selectiva, el abusar de una deformación por mera vanidad, por hacer algo más “lindo”. ¿No sabías de donde vienen las razas de los perros? Prepárate porque ya no verás tan lindos a estos animales.



Los pugs son el resultado de cientos de años de la manipulación reproductiva, sin importar que esto le cause problemas y sufrimiento al animal. Los pug sufren de problemas de cadera, respiración e incluso de vista, todo para satisfacer nuestro deseo de que “se vean más bonitos”. A través de la historia hemos visto cómo se ha ido transformando esta raza en un eco de lo que alguna vez fue.



La raza proviene originalmente de China y eran exclusivamente para la realeza. Su físico era realmente muy parecido al de cualquier perro de raza mediana y su cráneo y hocico eran muy prominentes, su cola no estaba enroscada y sus patas eran proporcionales al resto de su cuerpo.


Tras cientos de años de explotación de ciertas características, hemos llegado al pug actual. Nariz extremadamente chata, una mandíbula pequeña y cavidades nasales reducidas que generan problemas para respirar, por lo que el animal no puede regular bien su temperatura, no puede tragar bien su comida y le ocasiona reflujo gastroesofágico. ¿Apoco creías que es normal que siempre se estén ahogando y vomitando?


En 2016, la Asociación Británica de Médicos Veterinarios inició una campaña para que las personas eviten adoptar o comprar esta raza. Pero no por crueldad, sino para evitar que continúen sufriendo con tantas enfermedades. Tristemente este no ha sido el caso, al contrario, su popularidad ha crecido como nunca antes y probablemente sigan haciendo modificaciones en esta raza, todo por tener un perro que “se vea bonito”.

Recomendados
Recomendados