11 trucos que ni tus papás se saben. El #5 salvará tu vida


La vida es mucho más fácil de lo que piensas, lo que pasa es que no conoces los trucos necesarios que te pueden ayudar a que todo parezca una caminata por el parque. Pero no te preocupes, nosotros te vamos a decir cómo y qué hacer para que todo pierda su dificultad, y sorprendas a todos tus amigos; quien quite y tus papás te aumentan unos cuantos pesos de domingo por enseñarles estos simples trucos que salvan… 

Esta es una lista de simples cosas que, aunque no lo creas, te pueden sacar de un apuro muy grande. 


1. El pastel seco



Uno de los mayores pecados alimenticios. Lo malo es que después de un día en el refrigerador, se seca y pierde todo lo sabroso. Para que esto no pase, córtalo y saca las rebanadas del medio, luego lo juntas, y va a permanecer fresco. Además, es muy útil cuando el pastel no es tuyo, hacerlo de esta manera, va a provocar la ilusión de que está nuevo y no agarraste nada. El truco más delicioso.



2. La comida china


Además de ser una práctica manera de llevar la comida, estas loncheras de papel también son un plato. Ya ves cómo son los asiáticos que todo planean, y todo hacen bien. Solo tienes que desenredar la caja y a aparecerá un plato. Olvídate de ensuciarte las manos de salsa de soya y de pollo con piña. 

3. Caldo para el alma 


Siempre que hacemos un caldito sabroso para la comida, vemos como todo lo que se está cociendo produce una especie de espuma que hace que se vaya todo lo bueno y tengas que limpiar la estufa. Eso está en el pasado; si dejas una cuchara o cualquier otra cosa encima de la cazuela, vas a notar como detiene el hervor y todo se mantienen donde debe de estar.  

4. La cátsup


Si eres de esos que come cátsup con poquitas papas, y te enfada tener que levantarte por más, lo único que tienes que hacer es estirar el vasito de cartón y se va a hacer al doble de tamaño. Es el mejor de los trucos salva vidas. 

5. Llega a la cita a tiempo 


Ir corriendo a una cita o a una entrevista de trabajo es muy estresante; y cuando llegas al elevador y tiene que pasar por cada piso a subir y recoger gente, te dan ganas de destruir todo y correr. Pero no te preocupes, mejor usa las escalaras de emergencia… No, lo único que tienes que hacer es dejar apretado el botón del piso al que quieres ir, y el elevador se va a ir derecho y sin escala. 

6. El terror del ¨tetrapack¨


Siempre se cae un poco de líquido cuando abres estos envases del mal. Pero no te preocupes, si ya no quieres desperdiciar nada, haz un poquito más de espacio levantando las esquinas del cartón, esto va a ser que se haga un vacío, y absorba el líquido que regularmente se sale. 

7. Las cazuelas pozoleras 


Siempre es un problema el dónde poner la cuchara cuando estamos batiendo algo. Por lo regular la dejamos a lado de la estufa y manchamos todo. Pero si te das cuenta, hay un hoyo al final del mango en el que puedes ponerla y salvarte de limpiar de más.

8. Guardar al revés 


Todos los alimentos que vienen con tapas lisas, pueden ser guardados al revés sin ningún problema. Esto resulta mejor para que siempre estén mezclados los ingredientes y los aceites que contienen el alimento, no se separe del resto. 

9. La tinta


Todas las tintas tienen un poco de reserva en lo más escondido y profundo de su tanque. Cuando la impresora te avise que ya hay que cambiar de cartucho, pícale con una aguja o algo muy fino en el pequeño botón ese y como por magia va a salir para un par de hojas más.

10. El mejor amigo del plomero 


Hay diferentes tipos de destapacaños aunque no lo creas; y cada uno tiene un uso diferente y en diferente parte de la casa. Los que tienen una especie de boca trompuda, son para el lavabo, los planos son para la taza. 

11. El quita grapas


Mejor debería de llamarse el quita llaves, la verdad es que son mucho más útiles para abrir lar argollas de los llaveros y poder meter y sacar llaves a placer, que para las grapas. Las grapas como sea salen. 

¿Qué te parecieron estos trucos?

Recomendados
Recomendados