Mira lo que los pinches gringos le dan de comer al Chapo todos los días. Ni un perro se comería eso


Después de haber sido extraditado a los Estados Unidos, el rostro y el nombre de Joaquín Guzmán Loera ocupan hoy los titulares de los medios de comunicación más importantes del mundo. Sin embargo, la vida dentro de una prisión en los Estados Unidos será completamente diferente a lo que estaba acostumbrado en las cárceles mexicanas. Finalmente parece que uno de los criminales más famosos de todos los tiempos enfrentará el castigo por los delitos que se le acusa haber cometido. 




La prisión en la que se encuentra recluido el Chapo es uno de los centros penitenciarios más crueles y severos de los que se tiene registro. Sin olvidar que en este lugar se encuentran presos algunos de los peores enemigos del ex-líder del cartel de Sinaloa. 

Actualmente Guzmán Loera se encuentra apartado de los otros reclusos porque su proceso judicial apenas comienza, pero de acuerdo a los abogados de el capo, solo han pasado 4 días desde su traslado y el ya está sufriendo por los malos tratos que recibe. 


“El señor Guzmán se queja insistentemente de la comida, incluso dijo que ni un perro sería capaz de comérsela. Le dan una charola con un pedazo de pan duro y una pequeña porción de arroz blanco, acompañado de un vaso de agua simple. Además, señaló que solo puede salir una hora al día de su celda”, señalaron los abogados. 
Recomendados
Recomendados