Mira la escalofriante vida de “La Roca”. No creerás lo que tuvo que hacer para sobrevivir…


Cuando hablamos del actor mejor pagado del mundo, quizá imaginas a alguien como Brad Pitt, George Clooney o Robert Downey Jr, pero no, la historia que estás por conocer es fascinante y un claro ejemplo de que hay que vivir con los pies en la tierra y la cabeza en las estrellas, pues cuando le pones todo tu esfuerzo a lo que haces, puedes lograr lo que te propongas. Nos referimos a Dwayne “La Roca” Johnson, un hombre que fue de tener 7 dólares en la cartera a ganar 62 millones de dólares al año.

La carrera de “La Roca” comenzó mucho antes de las luchas. Su padre había sido luchador pero la fama no le había sonreído y desde los 14 años, vivió en pobreza extrema, su abuela era la que ayudaba a mantener a su familia. Soñaba con ser un exitoso jugador del futbol americano pero al terminar la preparatoria y querer prepararse, lesiones y un comentario de su entrenador destruyeron sus sueños. “No eres lo suficientemente bueno”, le dijo el hombre. Eso detonó una profunda depresión en su vida, la segunda de tres. No tenía dónde vivir y dormía en un colchón que se encontró en la calle. 



Llamó a su padre para que lo llevara a casa y justo en ese trayecto al abrir su cartera, vio que sólo tenía 7 dólares. Su vida se veía mal, no tenía otra opción más que trabajar al lado de su padre y ahí aprendió a ser luchador. Ganaba aproximadamente 40 dólares por noche y peleaba en graneros, convenciones de coches, ferias y mercados, se provocaba heridas para impresionar más a sus aficionados, pero todo era en automático, su amor propio estaba por los suelos al sentir que había fracasado. Nadie le ayudaba, se encontraba peleando ilegalmente y era lo único que podía hacer para sobrevivir. 



Su abuelo también había sido luchador, así que desde los 5 años conoció la disciplina. En sus primeros años de luchador se llamaba  Rocky Maivia y cuando por fin logró entrar a la WWE, la liga de lucha profesional en Estados Unidos, los aficionados le rechazaban por cursi. Así Dwayne Johnson tuvo que cambiar. 

En 1997 reinventó su identidad como luchador, a partir de ahí se hizo llamar “The Rock” (La Roca) . Para el 2000 ya era el luchador más querido y respetado de la WWE, pero quería más y decidió probar suerte en la actuación. Su primer oportunidad llegó con “El Regreso de la Momia” en el 2001, ahí dio vida al “Rey Escorpión” y también surgió la oportunidad de protagonizar una cinta con ese personaje, ese papel le convirtió en el actor debutante mejor pagado en Hollywood, recibió 5 millones de dólares como pago.


Los siguientes 9 años Dwayne trató de hacerse un actor respetado, pero falló y en el 2010, después de protagonizar la cinta de “El Hada de los Dientes”, cayó en una tercer depresión. Sentía que estaba muy lejos de lo que quería lograr, se divorció y despidió a su agente, quien se había convertido en su mejor amigo. Parecía que Dwayne lo había perdido todo, pero como un ave fénix, renació de las cenizas, pasaba horas en el gimnasio y fijó su mirada en otro tipo de proyectos. 

Con 120 kilos de puro músculo, Dwayne Johnson participó en cintas de acción como “G.I. Joe”, “Viaje al centro de la tierra 2”, y se sumó al universo de “Rápido y Furioso” con el papel del “Agente Luke Hobbs”. Todas esas cintas ganaron más que las que había hecho anteriormente y en taquilla sumaron más de mil millones de dólares a nivel mundial, “La Roca” lo tenía todo y hasta tuvo lo suficiente para formar su propia productora, a la que llamó “Producciones Siete Dólares”. Ahora elegía sus películas bajo la filosofía de cuestionarse si disfrutaría lo que hace y si su público la pasaría bien.


Tanto trabajo le provocó una hernia, lo operaron y retrasó la filmación de la cinta “Hércules”, pero aún en recuperación se dio el lujo de filmar “San Andreas” y la séptima entrega de “Rápido y Furioso”, no sin antes hacer apariciones especiales en el espectáculo de la WWE. 


Además de su gran popularidad en el cine, el público lo ama. Dwayne Johnson tiene más de 60 millones de seguidores en Instagram, sólo le superan figuras como Cristiano Ronaldo y Justin Bieber, el mismo éxito también lo disfruta en redes como Facebook y Twitter. La suerte y la felicidad le volvieron a sonreír, pues además de grandes papeles en el cine, su vida sentimental también tomó nueva forma. Hoy es feliz con su novia y su pequeña hija a la que hace que deje de llorar disfrazándose de Pikachú, también con su hija mayor, producto de su primer matrimonio.

Lo que hace a Dwayne Johnson un hombre querido, respetado y admirado no es sólo su éxito, sino su alma de campeón. Esos siete dólares sólo son un recuerdo y la motivación más grande de su vida. Cuando se enteró que era el actor mejor pagado del mundo recurrió a Twitter para hablar de que si él pudo lograr ese cambio en su vida, cualquier persona lo podría hacer. Insiste en que le gustaría impactar la vida de millones de personas y también cuenta con su propia fundación, donde se ayuda a niños con enfermedades terminales. 


Otro de sus grandes éxitos es el programa “El Héroe” donde ayuda a personas que odian su vida a volver al buen camino…justo la experiencia que él vivió. 

El 2017 no pinta mal. Dwayne Johnson aparecerá en la octava entrega de “Rápido y Furioso”, en la versión cinematográfica de “Guardianes de la Bahía” al lado de Zac Efron y en la secuela de “Jumanji”. Sin dudar, tenemos “Roca” para rato.

Recomendados
Recomendados