12 personas que arruinaron sus vidas por culpa de una Selfie


A todos nos encanta tomarnos fotos. Lo hacemos en todo momento; en el cine, a la hora de comer, antes de bañarnos y después de bañarnos, nunca nos faltan pretextos para tomarnos una selfie y presumirle al mundo quienes somos o quienes pretendemos ser. 

El problema de tomarse selfies de manera automática es que en algunas ocasiones se nos puede escapar un detalle que nos súper avergüence o que nos haga quedar como unos idiotas. Aquí te dejamos algunos ejemplos, verás que las “auto-fotografías” pueden ser muy peligrosas:


1.- Cuando te tomas una Selfie hay que tener mucho cuidado con los detalles. 


2.- Por ejemplo: este pequeño detalle. 



3.- Siempre revisa la foto antes de subirla a tu Red Social. 


4.- No vaya a ser que te pase esto… (Televisión gratis) 


5.-  También se pueden meter en tu foto, uno que otro invitado molesto. 


6.- Nunca falta el típico hermano enfadoso… 


7.- Aunque en otras ocasiones puedes ser tú la que está invadiendo y molestando. 



8.- Pero se supone que siempre debes de verte bien, pues es una Selfie, mostramos lo mejor que tenemos ¿o no?


9.-  Bueno… Hay personas que no tienen solución ni compostura. 


10.- Lo importante es nunca descuidar tus labores y responsabilidades por andar de vanidoso. 


11.- Porque al final todos los selfies se tratan de vanidad. 


12.- Y eso siempre te generará envidias y enemigos… 


Y tú ¿también eres un fanático de las selfies?

Recomendados
Recomendados