Sus padres la abandonaron al nacer, 20 años después los encuentra y no creerás lo que les hace…


Cuando estos padres se enteraron de la condición de su hija estaban desechos, lo que parecía un embarazo normal, sin ninguna complicación, pocos achaques y bastante tranquilo se convirtió en una pesadilla. Curiosamente nunca se detectó alguna anomalía en el feto, por lo que fue un verdadero trauma ver la apariencia de la pequeña Mui. 

En cuanto la niña nació los doctores se llevaron a la recien nacida sin permitir que sus padres la vieran; Los médicos indicaron que no era posible llevar a la bebé con su madre, pues algo estaba muy mal pero era necesario que mantuvieran la calma, pues había que dar un diagnóstico correcto y no querían dar información falsa, los padres estaban desconcertados ¿qué podría haber pasado? la madre temblaba y el padre no dejaba de caminar de un lado a otro sin decir una palabra. 


Después de un par de horas por fin salieron los especialistas, los resultados no eran nada favorables, pues Mui  tenía un cuadro de Síndrome de Down, pero eso no era lo peor, pues lo más grave era la condición de ictiosis, una enfermedad que provoca que la piel crezca 10 veces más de lo normal. Después de escuchar eso los padres fueron a verla en la incubadora y al mirarla, lo único que pudo decir la madre fue "no es mi hija, es un monstruo". Después de ser dada de alta, ninguno de los dos volvió al hospital. 



Fue necesario mantener a la pequeña durante un año hospitalizada, pues sin familia y en su situación podía ser mortal. Enfermeras, doctores y hasta voluntarios se habían encariñado con la pequeña, era la bebé del hospital. Especialmente Tina y Roger Thomas, una pareja de voluntarios que siempre estaba pendiente de la niña, pasaban tiempo con ella, jugando, cantando y Mui los adoraba. 


Sin embargo, con el paso del tiempo las cosas cambiaron, era tiempo de que la niña fuera dada de alta, la decisión estaba tomada y Mui sería enviada a una casa hogar, Tina y Roger tenían que decidir qué hacer, pues simplemente ya no veían su vida sin la pequeña, así que tomaron la decisión de adoptarla. 



Las cosas no fueron nada fácil, el amor de sus nuevos padres ayudó a que la pequeña afrontara su día a día, las cosas no eran lo mismo que en las cuatro paredes del hospital, la gente afuera era cruel, las miradas todo el tiempo, burlas de los niños y hasta gente aterrorizada de sólo verla; Mui se empezó a sentir muy lastimada y triste, no le encontraba sentido a la vida y a sus 14 años tomó una enorme cantidad de pastillas para dar fin a su triste historia. 


Afortunadamente sus padres la encontraron a tiempo y pudieron llevarla a urgencias, desde entonces Mui prometió no volver hacerlo, la llevaron a terapia y las cosas cambiaron, poco a poco su vida iba tomando sentido, las críticas seguían pero ella sabía que había cosas más importantes que la condición de su piel. Entendió que posiblemente esas personas que tanto le hacían daño con sus comentarios, estaban vacías por dentro y su única forma de sentirse bien era hacer sentir mal a los demás. 


Mui Thomas a sus 22 años ha derrumbado todo límite en su camino, encontró su vocación por medio de la educación, irónicamente se dedica a darle clases a niños con dificultades de aprendizaje y también se volvió una amante del deporte, ha sido tanto su esfuerzo que la Asociación de Rugby de Hong Kong le ha dado un premio como una de las mejores árbitros, sin duda un gran ejemplo para muchos. Con una vida llena de felicidad, Mui tomó la decisión de buscar a sus verdaderos padres y gracias a la ayuda de sus papás adoptivos, pudo lograrlo; sí, 20 años después de ser abandonada en un hospital, Mui se reencontró con sus padres biológicos, sin embargo, cuando estaban frente a frente, nadie podía creer lo que la chica hizo; Mui sin pronunciar una palabra abrazó a ambos y luego de unos minutos, con lágrimas en los ojos les agradeció por darle la vida y les dijo que los perdonada, que ahora ella era feliz al lado de su verdadera familia.   Cuando sientas que todo sale mal y que ya no puedes, recuerda cómo esta mujer a pesar de tantas heridas terminó floreciendo.

Recomendados
Recomendados