En esta isla vive el animal más aterrador del planeta. No creerás lo que ocurre por las noches…


Hoy tenemos una nota súper interesante.

Hace apenas unos años sucedió un evento que ha dejado impresionado a toda la comunidad científica. 

Existe una Isla llamada “Ball”, muy cerca de Australia, mejor conocida como “La pirámide”.  



Este lugar es uno de los puntos geográficos más misteriosos del planeta, pues hasta hace poco tiempo, no se sabía nada de esa extraña isla desierta. 



Algunos historiadores aseguran que en esa montaña se encuentran pirámides ocultas, pertenecientes a civilizaciones muy antiguas y misteriosas. 

En realidad, se trata de un volcán inactivo que data de hace más de 7 millones de años. En algún punto, esta isla fue parte de un antiguo continente extinto llamado “Zealandia”, el cual fue tragado por el mar, hace más de 60,000 años. 

Sin embargo, lo más escalofriante de todo, son los relatos de aquellos que se han atrevido a quedarse en ese insólito lugar. 
Desde extrañas muertes, hasta la presencia de animales rarísimos, la Isla de Ball esconde secretos que jamás han sido revelados. 

Fue descubierta en 1788, pero desde esos tiempos era considerada un lugar maldito. 



En tiempos modernos, algunos alpinistas quisieron escalar la montaña, pero debido a los accidentes, el gobierno australiano prohibió esa actividad. 

Sin embargo, a principios de los años 90, un grupo de científicos encontró lo que parece ser el cadáver de un insecto paleolítico que se creía extinto. Lo más extraño es que los restos era recientes; sin embargo, a pesar de las investigaciones, no lograron encontrar más pruebas de la presencia de ese animal. 

Así pasaron casi 10 años, hasta que en el año 2001, un equipo de científicos muy talentosos, descubrieron una población viva de aterradores insectos ancestrales llamado “Dryococelus australis”. 


Los insectos vivían a 100 metros del nivel del mar, bajo un árbol muy antiguo de la especie melaleuca. 

Solo se encontró una pequeña colonia de estos rarísimos insectos milenarios, mismos que son diez veces más grandes que los normales. 


Este fue considerado uno de los hallazgos científicos más importantes de los años 2000, pues hasta el día de hoy, nadie puede explicar cómo es que esta raza de insectos ha sobrevivido.


A diferencia de muchos otros insectos, el  Dryococelus australis Vl0la a las hembras de su especie y luego las mata. Así mismo, cabe destacar que estos aterradores animales, por las noches salen en grupos a atacar y comer animales más grandes. Sí, leíste bien son !carnívoros! nocturnos. 

Es por eso que los científicos sugieren que esa camada de insectos encontrada en la Isla de Ball, es una sola familia que logró salvar su especie por cientos de generaciones. 


Hoy en día la comunidad científica ha preservado la especie, asegurándose de que no se extinga. 

No cabe duda que el planeta está lleno de misterios y cosas inexplicables.
Recomendados
Recomendados