Dijeron que no viviría más de 1 año, hoy tiene 20 y no creerás lo que hace para no morir


Krzysztof Wegrzyn, es el nombre de este joven procedente de Grójec, Polonia, nació con una lengua tan grande que los doctores dijeron que no viviría más de un año, pues este órgano seguiría creciendo tanto, que en poco tiempo no le permitiría comer ni respirar adecuadamente. Alarmados por la situación sus padres tenían que estar las 24 horas pendiente de él para que no se lastimara con su propia lengua y para asegurarse que su hijo no se ahogara. 



Sin embargo, como era de esperarse, sus padres no se quedaron con las manos cruzadas, buscaron opiniones de especialistas por todas partes, los médicos plantearon que lo más prudente era hacerle una extirpación, fueron dos intentos para lograr que Krzysztof luciera una lengua de tamaño común, pero lamentablemente en ambos procesos hubo hemorragias severas y fue necesario parar la cirugía, pues de lo contrario podría morir. 


Con esta situación no hubo otra opción que aceptar el problema. Afortunadamente la causa del crecimiento extremo era debido a un tumor benigno, lo preocupante es que ahora a sus 20 años, este joven tiene una lucha diaria con la muerte, pues al terminar el día y cerrar los ojos podría morir de ahogado con su lengua en cualquier momento. Aunque no lo creas, este hombre pone alarma cada hora durante la siesta con el fin de verificar que todo esté en orden y no conforme con eso, cada noche tiene que conectarse a varios tubos que le permiten a sus pulmones llenarse de oxigeno y funcionar de forma adecuada. 


Sin embargo, este chico no se rinde, pues recientemente se enteró de la operación que le hicieron a un chico en Noruega, que después de la cirugía lucía impresionante, era como si jamás hubiera tenido un tumor. 




Su única esperanza es viajar Alemania, en donde está uno de los médicos más reconocidos en el área de la extirpación, el problema es que la cirugía es bastante costosa, pues se necesitan alrededor de 58,000 dólares.

Hoy es un joven con sueños y metas a cumplir, pese a las dificultades que se le han presentado, ha sabido salir adelante, una de sus mayores pasiones es convertirse en un gran chef, ama la cocina y desde que tiene uso de razón se ha involucrado en el área. Esperemos que gracias al esfuerzo de sus padres, amigos y posibles patrocinadores pueda lograr la cirugía y por fin tenga la vida que se merece.



Recomendados
Recomendados