El caso más insólito que verás en tu vida. Tiene 17 años y está atrapada en el cuerpo de un bebé


Pei Shan Teo, es una adolescente de Singapur con una enfermedad en particular. Cuando ella nació los médicos dijeron que tenía Mucopolisacaridosis, ésta enfermedad afecta directamente en los huesos y su crecimiento, al igual que los órganos de la pequeña. Esto ha provocado que Pei no crezca como los demás, muy por el contrario se encuentra en el cuerpo de un bebé a sus casi 18 años. 



Pei es hija única, fue muy esperada por sus padres. Desde que se enteraron de su llegada, se volvieron locos de alegría, no hacían otra cosa que no fuera comprar todo para bebés, sin tener idea si sería niño o niña. Cuando Pei se volvió parte de éste mundo, sus padres querían convertirse en los padres perfectos. Leyendo toda la clase de libros, preguntando a familiares, amigos sobre su experiencia con sus hijos. Todo marchaba bien, acostumbraban celebrar su cumple mes. Pero después de 3 meses algo cambió.  Pei no era la misma, la familia se convirtió en un cliente frecuente en el hospital, la niña no dejaba de presentar un malestar tras otro. 



Simplemente dejó de crecer, los meses pasaban y Pei seguía usando su ropa de casi recién nacida.  Pei tiene exactamente la misma piel de bebé que hace 17 años, su olor no es de una típica adolescente, su madre cambia sus pañales. Su mentalidad es la de una chica común pero su cuerpo no la deja actuar como tal . Tiene que tener una máscara de oxígeno la mayor parte del día, le es casi imposible respirar. 



El señor Teo, padre de Pei confiesa ¨Muchas veces al terminar el día, antes de ir a la cama he pensado tantas estupideces, quisiera que mañana al despertar todo esto sea una pesadilla, que tengo una adolescente en el cuarto de a lado que no se quiere levantar para empezar su día en la escuela, qué ésta carga simplemente no nos tocó a nosotros. Pero luego despierto y me doy cuenta que estoy aquí, y no puedo dejarme vencer porque mi esposa y mi hija me necesitan¨.  Para la familia todo ha sido más que difícil, la madre de Pei tenía un buen trabajo en un banco, pero tuvo que renunciar para dedicarse por completo a su hija. Mientras que Teo se dedica al humilde oficio de taxista, obviamente la situación los vuelve locos, porque los medicamentos de su hija son excesivamente caros. 



Sin embargo, han hecho todo lo posible por darle una vida normal a Pei, desde pequeña intentaron meterla a una escuela. Pero todo se complicó cuando se dieron cuenta que en cuanto salía de casa contraía infecciones. Son incontables las veces que Pei se ha puesto en peligro debido a que baja su cantidad de oxígeno y han sentido perderla.  


Pese a las dificultades que ha tenido la enfermedad en la familia, Pei es una adolescente más, con sueños y pasatiempos que adora. Pei ama dibujar, es lo que más le gusta. Su madre dice que puede pasar horas dibujando con una sonrisa siempre. Pero la vuelve loca el sonido, los diferentes instrumentos son su debilidad. Cuando Pei decide qué ver en la tele, sin duda tiene algo que ver con música. Pero su debilidad es el piano. 



Bien, podríamos decir que el amor siempre triunfa. Y que todas las familias tienen problemas para superar. Pero no fue así. 

El pasado mes de julio Pei empeoró de una forma exagerada, los doctores hicieron todo lo que estuvo en sus manos, inclusive estuvieron inyectando morfina en su pequeño cuerpecito como último recurso con el fin de estabilizarla, pero nada sirvió.  Y desgraciadamente ya no se encuentra en éste mundo.  

El funeral de Pei, no fue como cualquiera, estaba caracterizada de Melody (la compañera de Hello Kitty) quien era su personaje más amado. 

¨Pei nos enseñó lo que es el verdadero amor, pese a todos los obstáculos y que no importa la forma en que luzcas por fuera, lo que importa es el corazón¨  Comentan sus padres con un nudo en la garganta y tristeza en la mirada.
Recomendados
Recomendados